Saltar al contenido

Meditación Guiada, ¿Qué es?, Beneficios, Técnicas, Consejos y más

Meditación Guiada

Con el ajetreado ritmo de vida actual, poder conseguir el equilibrio en nuestro día a día resulta ser cada vez más complejo. Por esta razón buscamos alternativas que nos ayuden a conseguir el tan anhelado bienestar y es allí en donde la meditación guiada puede ser la solución ideal.

Para esto no necesitas disponer de media mañana o de varias horas para poder beneficiarte de todas sus bondades; ya que puedes hacer una sencilla meditación de 5 minutos que te permita centrar tu mente y disipar los pensamientos que te perturban, ayudándote a estar presente en el aquí y en el ahora.

La meditación dirigida puede ser una de las mejores herramientas con las que cuentes para poder sentirte bien y poder tener una conducta mucho más acertada frente a las tribulaciones que se pueden presentar en el día a día.

Unos pocos minutos bastan para que realices una relajación y meditación guiada. Sumado a que esta es la forma que más sencillez trae cuando nos referimos en algún tipo de terapia.  Si te cuesta hacerlo por ti mismo o no sabes cómo, esta es la mejor opción para ti.  

Hay muchos tipos de meditaciones guiadas, por lo que seguramente podrás encontrar alguna perfecta para ti. Puede ser de pocos minutos o de una hora, e incluso algunas que incluyen el uso de otros elementos sanadores, como música, cuencos o frecuencias específicas. 

¿Qué es la meditación guiada?

La meditación guiada es una técnica que te permite ingresar a un estado de relajación de la mano de un personal experto que te irá guiando durante todo el proceso. Quizás si alguna vez intentaste meditar por tus propios medios, te habrás dado cuenta de que no resulta ser tan sencillo. 

Muchas veces, cuando intentamos relajarnos, se nos hace complicado, nos distraemos, no sabemos qué hacer o sentimos que se torna aburrido e incluso terminamos descartando la meditación espiritual al sentir que no es para nosotros.

Pero antes de descartarla, te recomendamos que pruebes con la meditación guiada para principiantes. Seguramente esta es la alternativa perfecta para ti, para que comiences en este maravilloso mundo que te traerá beneficios en todos los aspectos de tu vida, ayudándote a mantenerte siempre equilibrado

Meditar en casa  puede ser un verdadero reto, pues requiere de voluntad y constancia  y en muchas ocasiones sin contar con una guía, resulta ser muy complicado. No te preocupes si no puedes acudir a un terapeuta todos los días, pues cuentas con diversas herramientas, como videos y audios para este fin. 

La meditación guiada es sin lugar a dudas, una de las mejores herramientas de las cuales disponemos para comenzar a disfrutar de un estado de relajación completo y consciencia absoluta de lo que ocurre en nuestro mundo interior. 

Tipos de meditación guiada

En cuanto a los tipos de meditación guiada que existen, podemos agruparlas en 8 grandes grupos, que se enfocan en diversos métodos y hacen uso de varios elementos para lograr el estado de relajación mental que tanto deseamos. A continuación, daremos un breve vistazo a ellos: 

  • Meditaciones tradicionales: son aquellas que realizamos con la ayuda de una persona que sirve de guía para la meditación y que con su voz nos va indicando lo que debemos hacer. 
  • Meditación con visualización: son similares a las anteriores, pero aquí se utilizan elementos creados con nuestra imaginación para potenciar los efectos; pueden ser colores, formas, rayos, luces, etc. 
  • Relajación corporal absoluta: se trata de una técnica en la cual se hace como una especie de escaneo de todo el cuerpo, haciéndonos conscientes de cada parte de él.  
  • Sonidos binaurales: es la meditación con el uso de ciertos sonidos estratégicos a determinadas frecuencias para lograr un estado meditativo profundo. 
  • Con el uso de afirmaciones: meditaciones en las que se incluyen frases de afirmaciones.
  • Con atención a la respiración: se trata de un tipo de meditación en el cual la respiración, el ritmo y la frecuencia, son clave del proceso.  
  • Meditación guiada mindfulness: se basa en tomar plena conciencia del aquí y el ahora en cualquier momento y lugar en el que nos encontremos. 
  • Meditación guiada para dormir: se trata de una técnica en la cual se nos dan instrucciones para relajarnos y entrar en estados de sueño profundo. 

Todos estos tipos de meditaciones han dado muy buenos resultados. La elección de uno u otro dependerá exclusivamente de los gustos y necesidades particulares de cada persona, al igual que el uso música de relajación para hacerlas. 

Funciones de la meditación guiada

Al comenzar a practicar la meditación guiada, los pensamientos positivos se irán haciendo presentes con cada vez más frecuencia. Al principio puede costar un poco, pero bien merece que pongamos nuestro mejor esfuerzo, pues la meditación nos ofrece beneficios como

  • Nos permite tener un nivel superior de regulación de nuestras emociones, ayudándonos a hacernos conscientes de ellas y brindándonos mayor control sobre las mismas.
  • Nos ayuda a aliviar el estrés y disminuir los niveles de ansiedad. 
  • Es más sencillo poder realizar la meditación sin perdernos en el proceso, que al tratar de meditar sin orientación. 
  • Mejora nuestros niveles de los neurotransmisores GABA, los que tienen un efecto sedante en nosotros, para que nos sintamos más relajados. 
  • Aumenta los niveles de serotonina, lo que se traduce en una sensación de felicidad. 
  • Mejora la circulación sanguínea de todo el cuerpo, favoreciendo la oxigenación cerebral. 
  • Disminuye la depresión, siendo una terapia altamente efectiva y comprobada. 
  • Reduce los niveles de la hormona del estrés en sangre, el cortisol. 
  • Incrementa nuestra concentración y capacidad para el aprendizaje. 

Con una meditación guiada con audio es mucho más sencillo poder relajarnos, sin tener que ocuparnos de nada más que de dejarnos orientar por la voz del terapeuta o de la grabación que utilicemos. Los ejercicios de mindfulness guiado se han convertido en los favoritos de muchos

Esto se debe a que se trata de técnicas bastante sencillas que podemos poner en práctica en cualquier momento del día. Pues no requieren de mucho tiempo ni debes estar en un ambiente específico, incluso puedes hacerlos estando de pie.

Pero hay una gran variedad, de diferentes estilos, con el uso o no de otros elementos, por lo que puedes probar diversos métodos para conocer cuál es el más adecuado para ti. Esta es una manera simple y agradable de regalarnos bienestar. 

¿Cómo se practica la Meditación Guiada?

Existen diversas maneras acerca de cómo hacer meditación por lo que seguro encontrarás alguna que se adapte a ti y a lo que buscas. Puedes comenzar por sencillos ejercicios de Mindfulness, realizar ejercicios de relajación e incluso hacer meditación en familia.

Aunque algunas de estas técnicas requieren de algunos elementos en particulares y que cuentan con algunas diferencias entre sí. En líneas generales lo que necesitas hacer es, antes que nada, contar con el terapeuta, video o el audio que utilizaras para tu meditación.

Meditación Guiada paso a paso para Principiantes

  • Ponerse ropa cómoda: esto es fundamental para poder centrarte en la meditación. Si cargamos ropa incomoda, la molestia que nos pueda causar será un poderoso distractor que no permitirá poder entregar nuestros pensamientos por completo a la meditación. 
  • Buscar un lugar tranquilo: aunque algunas técnicas se pueden hacer en cualquier parte, lo ideal es retirarnos a un espacio calmado, en el cual podamos estar en paz, para relajarnos durante la meditación sin elementos distractores, puede ser una habitación o un espacio al aire libre. 
  • Buscar un punto focal: una de las cosas que ayuda a la meditación es buscar algún elemento o lugar en el cual concentrar la atención para realizarla, espacialmente si se hace incomodo el mantener los ojos cerrados. 
  • Sentarse cómodamente: es importante colocarnos en una posición en la que nos sintamos cómodos pero teniendo siempre cuidado en mantener una postura correcta; es decir, la espalda erguida y no tener ni las piernas ni los brazos cruzados entre sí. 

Consejos

Comienza con una meditación de poco tiempo y cada vez vas aumentando un poco más. Recuerda que es cuestión de costumbre y al principio tu cuerpo y mente se resistirán, por lo que resultará imposible durar 1 hora el primer día y más si jamás has probado estas opciones. 

No te desesperes, comienza con calma, a tu ritmo; puedes probar con una meditación guiada de 10 minutos pero si vez que te cuesta mucho, busca alternativas de menor tiempo. Es importante que respetemos nuestros tiempos y procesos e ir adaptándonos poco a poco a la nueva rutina de meditar. 

¿Y los resultados?

Para que podamos ver resultados reales es importante que seamos constantes, de lo contrario no podremos beneficiarnos de todo lo que la meditación tiene para brindarnos. No importa si es un solo minuto, pero es importante que la incorporemos a nuestra rutina diaria. 

Al principio, es muy común que nos cueste hacer meditaciones con los ojos cerrados. En ese caso lo que podemos hacer es escoger algún objeto que esté disponible en el espacio para concentrar nuestra atención en él. Esto puede sernos de gran ayuda. 

No luches contra los pensamientos que llegan a tu mente. Cuando empezamos a meditar, algunos pensamientos comienzan a bombardearnos y uno de los errores más comunes es tratar de dejar de pensar en ellos. La manera más sencilla es dejar que fluyan, que lleguen y que sigan.

Busca el tipo de ejercicios que te funcionen mejor, no te quedes con una sola alternativa, prueba varias para que puedas conseguir la mejor meditación guiada para ti. Puede que esto sea en compañía de un personal especializado o con el uso de audios o de ciertos elementos en particular. 

Meditación Guiada de 10 Minutos

Meditación Guiada de 5 Minutos

Meditación Guiada de 3 Minutos

Diferencias con la meditación normal

La meditación nos induce hasta un estado profundo de concentración, en el que nuestro cerebro se encuentra en ondas Alfa o Theta, lo que nos permite poder hacernos conscientes de lo que ocurre en nuestro interior e incluso sanar emociones que nos hacen daño.

Pero, ¿y eso qué significa?

Esto implica no solo el estar atentos, sino también una relajación completa de todo nuestro cuerpo y demanda el control de nuestra atención durante todo el proceso, por lo que puede resultar ser complejo realizarlo sin guía. 

La principal diferencia:

La diferencia entre una terapia guiada y meditar por nuestros propios medios, radica en el hecho de contar con las indicaciones necesarias para lograr entrar a un estado meditativo profundo. Con la meditación regular, somos los responsables de todo el proceso y debemos encargarnos de todo lo necesario. 

Mientras que la meditación guiada se basa en el acompañamiento de un terapeuta, video o audio especializado el cual nos irá indicando paso a paso lo que debemos hacer para lograr un estado profundo de meditación. Esta opción puede ser la más sencilla, sobre todo para los principiantes.

No te sientas mal, si al intentar meditar te resulta difícil centrarte, a muchos nos sucede y es justo allí en donde una relajación guiada que calme nuestra mente y cuerpo, puede ser la clave para lograrlo. Además, contamos con varias opciones para hacerlo, no solo acudir a un terapeuta.

Ventajas

Una de las grandes ventajas de este tipo de meditaciones es que podemos hacerlo con la ayuda de audios que nos vayan guiando durante todo el proceso y existen opciones que pueden durar horas y también algunas que solo nos toman un par de minutos. 

No necesitamos disponer de una gran cantidad de tiempo para beneficiarnos de todo lo que la meditación tiene para ofrecernos, tanto a nivel físico, como mental, emocional e incluso espiritual. Pues al ayudarnos a equilibrarnos y sanar, logramos el tan anhelado estado de bienestar que todos queremos tener. 

Resolvamos algunas dudas

En relación con la meditación guiada, surgen frecuentemente una serie de dudas, sobre todo para aquellos que se encuentran iniciando en este mundo. Por ello, presentamos algunas de las preguntas más frecuentes que surgen al respecto: 

¿Es necesario usar música?

No, aunque existen una gran variedad de músicas que ayudan a inducir un estado de relajación y concentración profundas, no resulta ser un elemento imprescindible. Para algunos el uso de música nos ayuda a meditar, mientras que para otros resulta incómodo. Es solo cuestión de que pruebes para saber si te agrada o no. 

Haz click aquí para ir a la página de inicio, allí te recomendamos música para meditar.

¿Es normal que al meditar sienta comezón en el cuerpo?

Si, una de las cosas más complejas de la meditación es que nuestra mente se resiste a ello al principio y como resultado comenzamos a sentir cosas que nos distraen, como comezón en el cuerpo.  No te preocupes por ello, todos pasamos por eso. Con la práctica constante notarás como cada vez será menor. 

¿Necesito tener un espacio especial para meditar?

No, la meditación la puedes realizar en cualquier espacio, aunque lo ideal es que contemos con un sitio en el cual nos sintamos completamente cómodos para poder entregarnos a la experiencia, en donde no tengamos elementos que nos distraigan.

¿Los niños pueden meditar?

Claro que sí, de hecho, hay algunas meditaciones guiadas especialmente diseñadas para niños. Una de las ventajas de la meditación es que está disponible para todos y podemos hacerla de manera individual, grupal e incluso en familia. 

¿En qué debo pensar mientras medito?

En nada en específico, no tienes que centrar tu atención en un pensamiento en particular pero tampoco debemos tratar de evitarlos. Es solo cuestión de que dejemos que los pensamientos lleguen y fluyan, sin resistencia ni apegos.

¿Es la meditación guiada por si sola una técnica de meditación?

No, la meditación guiada es una forma de meditar, pero las técnicas de meditación son distintas, las más comunes son: la meditación Mindfulness, la meditación Zen y la meditación Trascendental. Puedes practicar la meditación guiada con cada una de ellas.